viernes, 15 de diciembre de 2017

Jobshadowing en Burdeos (Francia)

Con el programa  “Babelia” de Erasmus+  he vivido quizás una de las mejores experiencias en cuanto a formación como profesor. Fue entre el 26 de noviembre y el 8 de diciembre de 2018 en  el instituto “François Magendie” de Burdeos.

Elegí participar en un “job-shadowing”, que consiste en la observación de un profesor en su trabajo diario. En este caso mi tutor fue Pierre Ollivier, profesor de Educación Física del centro anteriormente citado. Mi forma de contactar con él partió de enviar múltiples correos a diferentes institutos de Burdeos, ciudad elegida en un primer momento por su cercanía. La de Pierre fue una de los respuestas que recibí y la que finalmente se concretó.
Durante mi estancia de 10 días lectivos pude ver como se iniciaban determinados bloques de contenido y se cerraban otros: escalada, tenis de mesa, trabajo de resistencia de fondo y medio fondo, voleibol y acrosport, todo ello con diferentes grupos tales como primero , segundo y terminal del bachillerato francés(nuestros 4º de la ESO y 1º y 2º de bachillerato).
Estos bloques se realizaban en diferentes instalaciones: Stade Chaban-Delmas para el atletismo, Salle Boris Diaw para la escalada y el voleibol y los gimnasios del propio instituto para el tenis de mesa  y el acrosport, situación que me permitió conocer el transporte público de Burdeos y el tráfico bordelés con el utilitario de Pierre.
El instituto comprendía una gran cantidad de enseñanzas bilingües en diferentes idiomas, situación que provocaba una gran heterogeneidad de orígenes pero con una gran vocación por aprender que les unía. Unos 1200 alumnos para un pequeño instituto según su idea conformaban este centro situado en una zona de clase media-alta que sólo aportaba el 40% del alumnado para dejar el porcentaje restante a alumnos que venían de todo Burdeos y de los alrededores con la posibilidad de albergarse en una residencia cercana.
Y si resultó afortunada la elección del centro,  más aún lo fue que mi tutor me eligiera más que elegirle yo a él, ya que es muy profesional, amable con colegas y alumnos, cercano, sociable y preocupado por su trabajo. Con nosotros estaba una compañera haciendo sus prácticas (lo que en España se llama hacer el CAP), con lo cual tuve la doble oportunidad de preguntar y de aprender y también compartir.
Del poco tiempo libre que dispuse, aproveché para conocer un poco más la ciudad y los alrededores. Pude conocer entonces más su estilo de vida (vivir el día a día del centro, comer en el comedor del instituto, hacer compras, etc), su sistema educativo, otra manera de impartir clases de Educación Física y el mejor trato que le dan, con los alumnos de Terminal  o 2º de bachillerato presentándose al examen de  selectividad también en esta materia; y por supuesto la mejora de mi vocabulario específico y en pronunciación.
Agradezco enormemente la oportunidad que ha dado el instituto “Claudio Moyano” y en concreto al alma de este programa Avelino Prieto. También he de dar las gracias al instituto “François Magendie” y sobre todo a mi tutor Pierre Ollivier por ser más que eso y volcarse no solamente en mi formación en el centro (me preparó una reunión con el director para hablar del sistema educativo francés, me invitó a sesiones de evaluación donde acudían padres y alumnos, me presentó a sus compañeros como uno más) sino también como un amigo que me invitó a su casa y me llevó por Burdeos y sus alrededores, con lo que a la satisfacción profesional se une la personal y humana.

Luis Alberto  Alonso de las Heras